Barcelona, calle Petritxol, Taberna Maitea y Palacio de la Música 7-8 noviembre 2011

De nuevo visitamos Barcelona aprovechando una revisión médica en la Clínica IMO durante los dias 7 y 8 de noviembre de 2011.

Viajamos con Ryanair (sacado por internet en la pagina de edreams, 60 euros el billete ida y vuelta desde Sevilla). Nos alojamos en el hotel Catalonia Roma, hotel de 3 estrellas (62 euros la habitacion/noche, tambien reservado por internet en la pagina de hotel.info). Por la tarde despues de la visita en IMO nos llegamos a la zona comercial de Maremagnum, y a continuación subimos las Ramblas hasta tomar la calle Portaferrisa, y en la segunda bocacalle a la derecha entrramos a recorrer la

Calle Petrixol:  Es una calle  de poco mas de 129 m de largo y  un ancho de 3,16 m, se encuentra dentro de la Ciutat Vella, barrio gótico, es paralela a las Ramblas entre la Calle Puertaferrisa y la Plaza del Pi.

Cuenta la leyenda que allá en el siglo IX, cuando Barcelona se encontraba bajo el dominio musulmán, la única misa cristiana que se permitía celebrar era en la iglesia del Pi antes del amanecer para que no coincidiera con las primeras liturgias en las mezquitas ya que de la otra forma se consideraría un hecho ofensivo.

Los cristianos vivían en el Raval y para llegar a su única parroquia habían de dar un largo rodeo ya que las calles que llevaban directamente a la iglesia estaban reservadas a los musulmanes. Una misa a esas intempestivas horas sumado a la gran vuelta que tenían que dar hacía que la parroquia estuviera casi siempre vacía.

Un día el viejo sacerdote fue a sacar agua de su poco para lavar el cáliz antes de misa con la mala fortuna de rompérsele la cuerda del cubo. Intentando recuperarlo utilizando garfios y todo lo que tenía a mano extrajo ante su sorpresa un cofre repleto de oro. Volvió a hacer la misma operación obteniendo otro cofre lleno con más monedas y así varias veces. Comprendió entonces que todo ese oro lo debieron guardar en un lugar seguro los cristianos antes de la invasión sarracena por lo que su inversión tenía que ser en beneficio de ellos.

Como su prioridad era llenar de nuevo su parroquia con feligreses, ni corto ni perezoso se dirigió al emir para buscar una solución le preguntó cuánto costaría comprar la calle que va desde la muralla hasta la iglesia, es decir, el camino más corto.

El emir quiso poner un precio inalcanzable y le ofreció cubrir esa calle con monedas de oro. Sólo así podría comprarla.

Días más tarde, el anciano sacerdote ayudado por unos cuantos feligreses sacaron de la iglesia del Pino cofres y más cofres repletos de monedas de oro y empezaron a cubrir el suelo de la calle.

Quedaban pocos metros para alcanzar la muralla cuando las monedas se terminaron. Al ver tantísimo dinero junto, el emir no podía perder la ocasión de llenar sus maltrechas arcas, así que regaló el terreno que les faltaba hasta la muralla y allí abrieron una nueva puerta que sólo la podían cruzar los cristianos para no cruzarse con los musulmanes. Más que una puerta era una portichuela, o portitxol… o petritxol, dando nombre a la calle., pero esto no es mas que una antigua leyenda

Originalmente la calle no tenia salida y estaba rodeada de huertos. Esta calle fue construida en el año 1465, atravesando las fincas del señor Petritxol y de esta manera poderse comunicar con la calle Puertaferrisa  y  de esta manera poder asistir a las misas mas fácilmente ya que por el otro lado comunicaba directamente con la plaza del Pi ( Plaza del pino ), donde se encuentra la entrada de la iglesia del mismo nombre.

Muchas de las casas de dicha calle fueron construidas durante los siglos XVII-XVIII.
En 1959, se eliminaron las aceras y se empedró toda la superficie de la calle, convirtiéndose en la primera calle íntegramente peatonal de la ciudad.
Toda la calle esta salpicada de mayólicas que explican situaciones e historias de dicha calle, la mayólica es una cerámica con un acabado vítreo especial. La terracota es la base de los trabajos de cerámica y en este caso se le aplica un esmalte metálico compuesto de sílice, cenizas sódicas calcinadas, plomo y estaño. Se cree que la palabra mayólica deriva de Mallorca, la isla española situada en el Mediterráneo, que fue durante la Edad Media el centro de importación más importante de este tipo de cerámica hispano-morisca. La cerámica mayólica en España fue un hallazgo casual al intentar crear una porcelana similar a la elaborada en china con caolín.

Vamos a dar un paseo cortito pero intenso por estos 129 metros   de calle llenos de historia del barrio gótico de la ciudad condal.

Refiriéndonos a estas dos anteriores mayólicas nos cuentan que en esta calle la gente celebraba los bautizos y las casamientos dado las buenas granjas que en ella se encuentran.

“La Pallaresa”, inaugurada en 1947, antiguamente había sido una vaquería, tal y como recuerdan los cuadros que decoran el local. Además de ofrecer chocolate a la taza casero y los productos típicos de estos establecimientos, éste es uno de los pocos locales de Barcelona donde todavía se puede degustar el auténtico “menjar blanc”, una crema de almendras con toques de canela y limón, auténtica delicia para los más golosos. Otro establecimiento histórico es la Granja Dulcinea (Petritxol, 2), retratado por Maruja Torres en una de sus novelas y habitualmente frecuentado por clientes famosos como Salvador Dalí y Àngel Guimerà, que tenía su domicilio en esta calle.

Desde 1947, La Pallaresa elabora artesanalmente la mantequilla y productos lácteos, no se puede pasar por Barcelona sin haber probado sus suizos, ” el menjar blanc o el mató de Pedralbes”.
El menjar blanc es una crema de postre típica de la ciudad de Reus, Tarragona. Se hace con avellana, almidón, azucar, harina, una piel de limón y canela.
Proviene de una antigua receta medieval que aparece en diversos puntos de Europa, descrito como típico del Jueves Santo, se consumía especialmente estos dias santos a causa de que no contenía leche, ni derivados, cosa prohibida en estas festividades. La apariencia es la de una crema blanca (mas espesa que el yogurth y de tacto pastoso pero gusto dulce y suave.

INGREDIENTES :

200 gramos de almendras crudas
200 gramos de azúcar
75 gramos de fécula de maíz (la Maizena de toda la vida)
Limón
Canela en rama
Canela en polvo
1 litro de agua

En primer lugar debemos hervir el agua. Cuando esto ocurra apagamos el fuego y añadimos una peladura de la piel del limón (sin la parte blanca, que amarga) y una rama de canela. Tapamos la cazuela y esperamos 10 minutos a que el agua agarre el aroma. Transcurrido el tiempo de la infusión colamos para retirar limón y canela y añadimos al agua las almendras. Trituramos. Dejamos reposar la mezcla unas 5-6 horas. Con una paño colamos de nuevo apretando con fuerza para que el sabor de las almendras pase al agua en su totalidad. Ahora procederemos a poner al fuego muy lento la cazuela para añadir poco a poco el azúcar y el espesante, en este caso la Maizena. No deben quedar grumos, así que no hay que tener prisas . Vais removiendo hasta que todo quede bien disuelto y ya se puede avivar el fuego hasta que arranque el primer hervor. Entonces retirar, dejar enfriar a temperatura ambiente y al frigorífico dentro de moldes individuales o un recipiente ya destinado a servir. Se presenta en mesa con un poco de canela espolvoreada. Otgras especialidades: chocolate con churros, ensaimadas rellenas, crema catalana,

La primera placa es la del insigne doctor Francesc Salvá i Campillo, Barcelona, 1751- id., 1828 Médico, físico e ingeniero español que realizó estudios sobre la electricidad aplicada a la telegrafía (1795) y construyó un telégrafo eléctrico (1804) que permitía la transmisión de mensajes a larga distancia a través de un total de 35 cables. Representante en España de la renovación científica impulsada por la Ilustración, destacó por sus acciones en favor de la inoculación y contribuyó a la difusión de la vacuna Jenner en nuestro país.

En esta misma casa está el estudio donde hasta hace poco ensayaba la soprano Montserrat Caballé, tal y como recuerda una placa situada en la fachada, al lado mismo de la Granja La Pallaresa.

La historia de esta sala de exposiciones de arte comienza con un pequeño negocio de ventas de pinturas al óleo y un aficionado a la pintura decorativa llamado Joan Baptista Parés, este inauguró en el frente de su domicilio una pequeña sala de arte. En 1877 abría sus puertas por primera vez y eso la convierte en la galería de arte más antigua de España y en una de las más antiguas del mundo.
El éxito del proyecto hizo que pronto se tuviera que ampliar el espacio expositivo. En 1884 se amplia la galería, dándole una estructura parecida a lo que hoy todavía podemos encontrar en el mismo local, convirtiéndose en uno de los centros del modernismo catalán. Los nombres que figuran en la historia de la galería dan muestra de esta importancia: Santiago Rusiñol, Ramón Casas, Enric Clarasó, Joaquin Mir, Eliseu Meifrén, Anglada Camarassa, Isidre Novell, Modest Urgell…y para entonces un joven pintor, Pablo Picasso que expuso también en las salas de esta galería en las salas de esta galería en 1901.

Maurici Serrahima i Bofill (Barcelona, 1902 – 1979) fue un político y escritor español, hijo del abogado Lluís Serrahima i Camín, padre del escritor Lluís Serrahima i Villavecchia y hermano del atleta Joan Serrahima i Bofill.

Se licenció en Derecho en la Universidad de Barcelona, colaboró con el diario El Matí, y fue uno de los fundadores de Unió Democràtica de Catalunya. Durante la Guerra Civil, junto con Josep Maria Trias i Peitx continuó la tarea de Lluís Vila i d’Abadal en la ayuda a los sacerdotes perseguidos en territorio republicano, y contactó con el cardenal Francisco Vidal y Barraquer. Se exilió en 1939 al terminar la guerra, pero volvió en 1940 y fue miembro de la formación clandestina Consell Nacional de la Democràcia Catalana, una agrupación de partidos políticos creada en el interior de Cataluña en 1945. Después se dedicó a la resistencia cultural, colaboró en las revistas Ariel y Serra d’Or. También colaboró al nacimiento de la Nova Cançó y en 1977 fue nombrado senador por designación real, integrándose el en grupo parlamentario Entesa dels Catalans.

.    Joaquín Magriñá i Sanromá maestro bailarin y coreógrafo, Debutó en 1926 con el cuerpo de baile del Gran Teatro del Liceo de Barcelona, y tras unos años en París y Londres, donde tuvo la oportunidad de estudiar con Olga Preobrajenska, Anna Pavlova y Sergei Lifar, Magriñá regresó a Barcelona como bailarín principal y maestro de baile del Liceo. Fue el fundador de Los Ballets de Barcelona en 1951, y desde 1966 director del Ballet del Liceo. Dio numerosos recitales con María de Ávila, Trinidad Borrull y Rosita Segovia. Entre sus coreografías se encuentran: Polka del Equilibrista (Blancafort, 1932), Ritmes (Labroca, 1932), El Sombrero de Tres Picos (Falla, 1932), Romance de Joan Magriñá Sanromá,(1903-1995). Bailarín, coreógrafo y maestro de ballet español, nacido en Vilanova i la Geltrú el 23 de diciembre de 1903 y muerto en la misma localidad el 11 de septiembre de 1995.
Inició sus estudios de danza en 1923, en el Instituto Catalán de Rítmica y Plástica de Joan Llongueres, ampliándolos con Teodoro Wassilief en danza clásica y el maestro Coronas y la familia Pericet en escuela boleralos Celos (Montsalvatge, 1944), El Gato con Botas (Montsalvatge, 1948), Invitación a la Contradanza (Montsalvatge, 1948), Rosario la Tirana (1953), Pavana Real (Rodrigo, 1955), Festa Major (Morera, 1960), Gaviotas (Altisent, 1964), Los Cinco Continentes (Guinjoan, 1969), Pierrot (Prats, 1973) y Laberinto (Montsalvatge, 1975). Se le rindió un homenaje especial en la XXIII edición del Festival Internacional de Teatre de Sitges (1991).

Al final de la calle nos encontramos con la Plaza del Pi , justo delante de la entrada principal de l’esglèsia del Pi (en la que entramos y recorrimos -el altar mayor sin retablo, y las capillas laterales muy pobres- resaltar de ella su construccion en piedra y de techos muy altos), podemos observar un edificio con unos magníficos esgrafiados recientemente restaurados que corresponden al gremio de los “Tenders Revenedors”, ( Tenderos y revendedores ) que aunque este gremio nació en el Siglo XV, se instaló en este edificio en el Siglo XVIII. Estos esgrafiados barrocos hechos con arena de playa son, pues, los más antiguos de Barcelona. Observamos también una estatua del arcángel Sant Miquel, patrón del gremio.

Regresamos de nuevo a las Ramblas y nos hacemos unas fotos en la famosa fuente de Canaletas dónde los culés celebrasn los éxitos del Barca.

Desde Plaza Cataluña tomamos el metro hasta Hospital Clinic, y a sus espaldas, en la calle Casanova, 157 (4ntre Paris y Corsega), 08036 Barcelona, España, encontramos la taberna Maitea dónde cenamos a base de pintxos vascos, tortilla, morcilla, bacalao a la muselina, dátil, y de postres tarta de manzana con helado de canela de Ceilan, y helado de nata sobre lecho de pasas y avellanas. Los postres estaban muy buenos y bien de cantidad. Los pintxos muy pequeños y regular en cuanto a la calidad. Bebimos cerveza y vino tinto tambien de regular calidad. En total 15 pinchos, 4 cervezas, 1 tinto, 1 cocacola y 4 postres 62 euros.

El dia 8 visitamos el centro Comercial “Las Arenas” en la Plaza de España, construido en la plaza de toros Las Arenas en la que han respetado la fachada neomudejar, y en su interior se han construido cinco plantas con una solución arquitectonica que sorprende. Se han colocado a modo de pilares unos enormes cilindros metalicos que se soportan en unos pilares de hormigon y con unos tirantes tambien metalicos que van desde el pilar hasta casi el centro de la cupula superior que cubre todo el recinto.

40.000 metros cuadrados de comercio, ocio y oficinas, roza ya el cien por cien de su superficie ocupada. En este espacio el consumidor puede encontrar una amplia oferta de establecimientos entre los que destaca la presencia de Mercadona (con un local de 1.500 metros cuadrados), Veritas, Nespresso, Fnac, 12 salas de cine del Grup Balañá, un gimnasio de lujo gestionado por Metropolitan e incluso un Museo de Rock donde los aficionados a este tipo de música podrán deleitarse con salas exclusivas dedicadas al rock nacional y a grupos míticos como The Rolling Stones o The Beatles. Aparcamiento para 1200 coches y 50 motos y metro en el propio edificio. Se comenzó su construccion en 2033 y se inauguró el 25 de marzo de 2011.

Desde aquí tomamos el metro hasta Urquinaona donde bajamos y nos acercamos al

PALACIO DE LA MUSICA CATALANA

Abierto todos los días del año. Se paga entrada. Uno de los más bellos ejemplos del Modernismo en Catalán, este Palacio del arquitecto Muntaner es conocido por su fachada principal decorada con mosaicos. La mayor concentración de elementos decorativos se encuentra en el escenario donde se pueden ver los famosos tubos del órgano del Palau, el mosaico del escudo de Cataluña y las dieciocho musas que llevan los instrumentos que son obra del escultor Eusebi Arnau. También hay que destacar los conjuntos escultóricos realizados por el famoso escultor Pablo Gargallo.

Dirección : Carrer del Palau de la Música, 4
Código postal : 08003
Ciudad : Barcelona – España
Area : El Born
Email : atencioclient@palaumusica.org
Website : Palau de la Música Catalana
Horario : Abierto cada día del año
Precios : Entrada de pago para conciertos
Teléfono : 00 34 902 442 882
Teléfono 2 : Fax: 00 34 93 295 7208
Metro/Bus : Metro: Lines 1 and 4. Urquinaona station – Buses: Lines 17, 19, 40 and 45

Obra representativa del sentir y pensar cultural de Cataluña. Es una de las principales salas de conciertos del mundo; fue inaugurada en 1908. La arquitectura de Domènech es de gran calidad y originalidad. En el exterior se mezclan elementos escultóricos, que hacen alusión al mundo de la música, con elementos arquitectónicos y decorativos de carácter modernista y barroquizante. La fachada esta construida en ladrillo rojo visto y se decora con mosaicos de Lluís Brú, destacando un grupo escultórico en homenaje a la Canción Popular obra del prestigioso escultor Miquel Blay.

En el interior el arquitecto combinó magistralmente los diversos materiales de construcción con cerámica (el “trencadís” tan típico del modernismo catalán) y vidrio. La embocadura del escenario está enmarcada por ilustraciones escultóricas espectaculares, sendas alegorías de la música culta y de la música popular. Presentándose como una escultura continua en la que destacan grupos como el de “Las Walkirias” (que hace referencia a la adoración por Richard Wagner que siempre ha sentido por el público catalán) o la espectacular vidriera cenital de Rigalt i Granell.

La sala y el escenario forman un conjunto armónico, en el que uno se integra en el otro. El escenario está dominado en su parte trasera superior por los tubos del órgano, que se convierten a su vez en un elemento decorativo e icono del propio Palau. Sede del Orfeó Català. Prestigiosa institución catalana que ha tenido desde su fundación, un papel importante en la defensa de los valores de la cultura catalana.

Horarios

De lunes a domingo de 9,30 a 15 h.

Tarifas / Precios de las entradas

Normal: 8 €.
Estudiantes, pensionistas y parados 7 € (con identificación).

A las 4 de la tarde marchamos para el aeropuerto tomando el autobus urbano nr 46 en la Plaza de España porque nuestro vuelo a Sevilla salia a las 1925.

Para ver todas las fotos del viaje pincha aqui

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: