El tiempo entre costuras

El tiempo entre costuras

María Dueñas

 

(Ediciones Planeta Madrid S.A. 2009, 638 pags.)

Temas de hoy, TH NOVELA

ISBN : 978-84-8460-791-5

 

Personajes (por orden de aparición)

En Madrid:

-Sira Quiroga: la protagonista.

-Dolores Quiroga: madre de la protagonista, modista en un taller de costura.

-Dª Manuela Godina: dueña del taller dónde trabajaban Sira y su madre.

-Ignacio Montes: novio y después marido de Sira.

-Marquesa de Entrelagos: clienta del taller de Dª Manuela.

-Abuelo de Sira: mutilado sin piernas y sin luces en la guerra de Filipinas.

-Engracia, Norberto y sus tres hijos: vecinos de Sira.

-Ramiro Arribas: gerente de la tienda Hispano-Olivetti ty con el que se va a vivir Sira.

-Gonzalo Alvarado: padre de Sira.

-Samuel Hoare, embajador extraordinario de Gran Bretaña en Madrid.

-Alan Hillgart, agregado naval de la embajada de Gran Bretaña y Coordinador del Servicio Secreto Inglés.

-Arish Agoriuq, nuevo nombre de Sira en Madrid.

-Clientas alemanas y españolas del nuevo atelier en Madrid:

-Dora y Martina, chicas al servicio de Sira recomendadas por Beigbeder y que hablaban alemán.

-Margaret Taylor, propietaria del Embassy.

En Tánger: Todo ellos amigos de bares de copas y lugares diversos,

-Iván, ruso elegante

-Isaac Springer, judío austríaco

-Los Jovovic, pareja croatas

-Mario, italiano

-Leo Martin, director del Banco de Londres y Sudamérica

En Tetuán:

-Hermana Virtudes, monja que atendió a Sira en el hospital.

-Comisario Claudio Vazquez

-Candelaria Ballesteros, dueña de la pensión de la calle La Luneta dónde se aloja Sira.

-Jamila, muchacha mora que servía en casa de Candelaria.

-Alfredo Palomares, policía que se la tiene jurada a Candelaria.

-Menahem, pastelero vecino de Candelaria y cuyos patios colindaban.

-Churruca, soldado que estuvo a punto de detener a Sira en la estación.

-Jacob Benchimol, hebreo propietario del piso alquilado por Sira para taller de costura.

-Frau Heinz, la primera clienta del taller de Tetuán.

-Mariano Bertuchi, pintor renombrado en Tetuán

-Félix Aranda, vecino de Sira en su piso Taller.

-Dª Encarna, madre de Félix Aranda.

-D. Nicasio, padre de Félix Aranda.

-Frau Langenlem, Rosalinda Fox y Elvirita Cohen, clientas de Sira.

-Juan Luis Beigbeder, Alto Comisario Español en los territorios de Marruecos y que                           tenía como querida a la inglesa Rosalinda Fox.

-Monk Masn, cónsul inglés en Tetuán.

-Jiménez Mouro, secretario de Beigbeder.

-Marcus Logan, periodista inglés que proporciona a Sira el contacto para traer a su madre a Tetuán.

-Cristopher Lance, ingeniero inglés que sacaba a personas de Madrid.

-Bedonie, cocinero árabe de Rosalinda.

-Serrano Suñer, cuñado del Caudillo y que nombraría ministro de Gobernación.

-Johannes Bernhardt, alemán que negocia el acuerdo con Serrano Suñer.

Lugares:

 

En Madrid, años 1910-1930

-Plaza de la Paja: en una calle cercana nació Sira.

-La Castellana, el Hipódromo, el polo de Puerta de Hierro, Sakuska (salón de té), lugares dónde acudían las clientas del taller a lucir sus vestidos.

-Plaza de Pontejos, dónde Sira compraba los hilos para el taller.

-Calle Zurbano, dónde se ubicaba el taller de Sira.

-La Concha y el Sardinero, playas del norte dónde pasaban el verano las clientas del taller.

-La Bombilla, lugar en cuyo baile Sira conoció a Ignacio.

-Parque del Oeste, dónde acudían Sira e Ignacio a oir la banda de música.

-Parque del Retiro, dónde acudían a remar en barca Sira e Ignacio.

-Las Vistillas,

-Iglesia de San Andrés, lugar de celebración de la boda de Sira.

-Calle Pí y Margall, dónde compran Sira y su esposo la máquina de escribir para preparar oposiciones.

-Mercado de la Cebada

-Plaza de los Carros

-Cava Baja

-Plaza Mayor

-Café Suizo

-Negresco, la Granja del Henar, Bakanik, lugares dónde servían cocteles.

-Real Cinema, teatros Fontalban, Maravillas, Villa Rosa, Palacio del Hielo, todos lugares dónde se distrain Sira y Ramiro en Madrid.

-Plaza de las Salesas, dónde Sira se instala con Ramiro Arribas.

-Teatro de la Comedia, Le Cock

-Calle Hermosilla 19, dónde vivió el padre de Sira

-Calle Valverde, dónde Ramiro proyectó abrir un cabaret al estilo berlinés.

-Floristería Bourguignon, en la calle Almagro, y Embassy, salón de Te del Paseo de la Castellana, lugares de contacto de Sira con los Servicios de Inteligencia ingleses.

En Tánger, año 1936:

-Hotel Continental, dónde se alojaron Sira y Ramiro

-Playa del Bosque Diplomático

-Boulevard Pasteur, dónde paseaban

-Cines Florida, Kursaal o Capitol.

-Cafes del Zoco Chico

-Restaurantes Bretagne, Roma Park o Brasserie de la Plage.

-Bares Russo, Chatham o Detroit en la Plaza de Francia, o Central.

-Music Hall M´salah o Haffan

-Hotel el Minzah, Café Tingis

En Tetuán,

-El Mogote, campo de reclusión en Tetuán.

-Aeródromo de Santa Ramel.

–Plaza de España.

-La Luneta, calle junto a la judería y la medina.

-Monte Gorges.

-Hotel Victoria, farmacia Zurita, bar Levante, estanco Galindo, Teatro Nacional, Joyería la Perla, la Espiga de Oro, todos lugares cercanos a la Luneta.

-Zoco del pan, de la carne.

-Zoco El Foki

-Apeadero de Malalien, lugar en el que Sira dejó las armas vendidas a los masones de Larache.

-La Gaceta de Africa, periódico de Tetuán.

-El Ensanche, parte de Tetuán con edificios y calles a la europea.

-Calle Sidi Mandri, en el Ensanche, y dónde Candelaria y Sira alquilan un piso para poner el taller de costura.

-Casino Español, Pasaje Benaroch, hotel Nacional y plaza de España, todos lugares cercanos a la calle Sidi-Mandri.

Resumen de la novela por capítulos:

 

PRIMERA PARTE

1.- Sira cuenta su infancia, repasando dónde nació en 1911, en el viejo Madrid. Cómo vivió con su madre soltera. Su padre, al que no conocía tenía otra familia. A los 12 años comienza a trabajar en el taller de modistas con su madre. A los 20 conoce a su novio Ignacio con el que piensa casarse cuando éste apruebe oposiciones a la Administración Pública. Vivirian con su madre y abuelo y pretende preparar también oposiciones comprando una máquina de escribir ya que el taller de costura había cerrado por falta de trabajo a causa del malestar político y económico de los años 30.

2.- Sira e Ignacio entran en la tienda de la calle Pí y Margall y mientras que Ignacio habla con un empleado, Sira conoce al gerente Ramiro Arribas quien flirtea con ella a espaldas de su novio. Sira queda en volver al día siguiente para recoger la máquina, pero Ramiro la lleva a un café dónde intenta sobrepsarse pero Sira huye tras dejarle el dinero acordado de la máquina. Vuelve otro día para ver a Ramiro del que está prendada por su virilidad y hombría aparente. Sira dice a su madre y a Ignacio que no se va a casar y entrega a éste la máquina adquirida.

3.- Sira vive feliz en el piso de Ramiro Arribas disfrutando de salidas al cine, teatros y bares de copas. La relación con su madre se enfría hasta que un día llega a su casa y le dice que debe acompañarla a conocer a su padre Gonzalo Alvarado. Ya en la casa de su progenitor tras explicarle su vida y su situación familiar y comercial, le dice que teme por su vida y le entrega 150.000 ptas, y diversas joyas de gran valor pidiéndoles que se vayan fuera de España, a Marruecos, y que cuide de su madre ya que la situación política y social en España está muy mal y que probablemente le maten. Gonzalo vive sólo con su sirvienta ya que su esposa había huido a San Juan de Luz y sus dos hijos estaban metidos en la Falange con los seguidores de Primo de Rivera.

4.- Sira después de dejar a su madre cuenta a Ramiro lo que su padre le ha dicho y le enseña las joyas y el dinero. Ramiro le propone varias cosas, entre ellas abrir una empresa para dar clases de mecanografía, taquigrafía y contabilidad: Academias Pitman, con la autorización de los titulares en Argentina dónde, al parecer, funcionaban muy bien. Tienen previsto montarlas en Tánger y en Tetuán, haciendo caso a las indicaciones del padre de Sira.

5.- Sira y Ramiro dejan Madrid a finales de marzo de 1936. Van a Tánger y mientras esperan la aprobación de los propietarios de las Academias Pitman se instalan en un hotel saliendo de teatros, cines y bares de copas para entrenerse. Hacen amistades en los distintos sitios dónde alternan. Sira comienza a encontrarse mal y Ramiro la deja cada vez más tiempo sola en el hotel hasta que un día ésta acude a un médico que le dice que está embarazada y al volver al hotel se encuentra con una carta de Ramiro en la que le dice que no está dispuesto a criar a su hijo y que se lleva prestado todo el dinero y las joyas porque tiene un proyecto en otro lugar y que se vaya del hotel sin que la vean ya que no ha pagado la cuenta. Sira Abandona el hotel con lo justo en una maleta y coge un taxi hacia la estación de autobuses.

6.- Sira despierta en una cama del Hospital de Tetuán y se entera por el comisario de policía Claudio Vazquez que había llegado el día 15 de julio procedente de Tánger, había abortado y había sido ingresada por el mismo comisario. Ëste le dice que había una denuncia contra ella y contra Ramiro Arribas por la deuda de la cuenta del hotel Continental. También tenía otra denuncia en Madrid por robo de unas joyas y que sabía que tenía un documento que certificaba que eran una cesión de su padre. Le dijo que no la enviaba a la cárcel por los problemas políticos que había y que no podría moverse de Tetuán durante un tiempo.

7.- A finales de agosto D. Claudio recoge a Sira en el hospital diciéndole que no la encerraba por la situación política y porque la creía victima de Ramiro. Le advierte que se porte bien porque en caso contrario la enviará a España para que la metieran en la cárcel. En su coche la lleva a una pensión en la calle La Luneta y advierte a la dueña, Candelaria Ballesteros, que cuide a Sira y que le busque trabajo. Sira se instala y conoce al resto de los hospedados quienes durante las comidas discuten y se lanzan improperios a cuenta de los asuntos políticos.

8.- Sira, ya repuesta un poco, comienza a salir con Candelaria a buscar trabajo pero no encuentra nada. Con la llegada del otoño y al sacar la ropa de las camas de invierno Sira observa que hay bastante que coser y repasar. Cuando Candelaria ve que sabe coser y bien le da ropa suya para que se la arregle. Luego compra retales y Sira le hace varias prendas hasta que repone casi todo su armario. Candelaria estudia el mercado laboral del modisteo y piensa que puede hacerse un sitio entre las ya existentes en Tetuán.  Comienzan a llegar a la pensión amigas y conocidas de Candelaria que hacen encargos a Sira aunque no le pagan mucho. Sira se siente contenta por haber encontrado una ocupación y una forma de ganar dinero para pagar su deuda.

9.- Candelaria vuelve de la peluquería y dice a Sira que una clienta alemana con mucho dinero le ha preguntado por una casa de alta costura en Tetuán y ella le ha contestado que se había enterado de que iban a montar una en unos días y que era Sira quien la iba a montar a medias con ella. Cuando acaba la cena la lleva con mucho sigilo a uno de los dormitorios y tras cerrar la puerta le enseña un baúl con docena y media de pistolas que dice que va a vender para alquilar un local para la tienda de alta costura. Sira al principio pone reparos por el temor a que la cojan en la venta de las armas pero al final accede a la propuesta de Candelaria.

10.- Candelaria había quedado con unos masones de Larache para venderles las armas pero no puede porque está vigilada. Vuelve a la pensión y cuenta su encuentro con el policía Palomares que se la tiene sentenciada por sus trapicheos. Tras liar las pistolas al cuerpo de Sira con tiras de sábanas y cubrirlas con una holgada túnica le pide que salga por la parte de atrás cruzando varios patios de los vecinos y que vaya a la estación dónde a las seis de la mañana debe sentarse veinte minutos bajo el tablón de los horarios y luego dirigirse al cantinero para preguntarle dónde y a quien entregar las armas. Sira con mucho miedo acepta y sale para cumplir el encargo de la venta por diecinueve mil duros.

11.- Sira con mucho miedo recorre las callejuelas de Tetuán y al cruzarse con dos soldados se pierde. Por fin vislumbra la estación y se sienta bajo el tablón dirigiéndose después del tiempo acordado al cantinero. Éste le dice que vaya a los urinarios. Al salir al andén unos soldados la paran y uno de ellos le pide su documentación. Sira no responde y gracias a otro que dice que deje tranquilos a los moros puede seguir su camino hasta llegar a los urinarios. Allí encuentra a un hombre español que le pregunta por las armas. Sira muestra su cuerpo vendado y comienza a despojarla, pero como tarda cuando le faltan tres pistolas el hombre le dice que no hay tiempo que el relevo de los soldados está al llegar y registrarán los urinarios. Le dice que salte por la ventana y que si él no la sigue que se lleve las armas y las deje en el primer letrero de la vía férrea. Sira salta y oye que descubren al hombre pero a ella no la ven ya que sale corriendo perdiendo la babucha. Deja el ato con las pistolas en el letrero convenido y vuelve a Tetuán sin ningún tropiezo pero muy cansada.

12.- Sira llega a la pensión y encuentra a todo el mundo levantado. Palomares había hecho un registro a las cinco de la mañana. Sira cuenta a Candelaria como había ido todo sin entrar en detalles y le entrega el dinero. Candelaria le dice que le va a preparar agua caliente para un baño, pero Sira muy cansada se queda dormida.

13.- Sira cambia su aspecto físico cortándose el pelo y ajustándose la ropa para dar una imagen más acorde a su oficio. Candelaria busca tres pisos en el Ensanche. Uno es desechado por estar junto a un solar y otro por estar cerca de una buena modista. Al fin alquilan uno en la calle Sidi Mandri y Sira lo visita sintiéndose muy a gusto y pensando en adaptarlo a semejanza al de Dª Manuela en Madrid, gran salón para recibir a las clientas con revistas de moda, habitación para pruebas, otra habitación para telas y almacén, y otra al final del piso en la parte más oscura para ella.

14.- Sira enumera a Candelaria lo que necesita para amueblar el piso y ésta se lo proporciona buscándose la vida entre Tetuán y Tánger. Muebles, revistas, telas, máquina de coser, plancha y tabla, etc. Ya todo listo pasan varios días y ninguna clienta acude al taller. Sira piensa ir a ver a Candelaria para que acelere la búsqueda cuando una tarde aparece la primera clienta, Frau Heinz quien le hace varios encargos de ropa, entre ellos ropa de tenis. Quedan para cinco días después para probar.

15.- Sira preocupada por la ropa de tenis de la que no tenía ni idea, pide a Candelaria más revistas con este tipo de ropa. Jamila que se había quedado con ella le trae de casa de Candelaria revistas de deportes dónde encuentra un modelo, pero la revista está muy rota. Sira va a casa de Candelaria preguntando por alguien que le dibuje el modelo. El maestro le sugiere que vaya a la academia del conocido pintor Mariano Bertuchi. La acompaña allí y se encuentra al hijo de la vecina de la misma planta de su piso, Félix, que le dice que le hará los figurines. Félix se los lleva esa misma noche a su casa y Sira queda encantada con el resultado. Al día siguiente, a punto de recibir a su clienta, se presenta en el taller el comisario que le pregunta por el origen del dinero para montar aquello. Sira le dice que se lo ha prestado Candelaria y le pide que la deje trabajar y que no indague más. El comisario accede y se marcha. Sira recibe a su primera clienta para las pruebas.

SEGUNDA PARTE

16.- Con motivo de la primera factura, Sira acude en busca de ayuda a su vecino Félix que le hace una factura muy artística. A partir de este momento aumenta su relación con Félix Aranda que acude numerosas noches a su casa huyendo del maltrato que le da su madre. Poco a poco impregna un poco de cultura a Sira quien cada día se maneja mejor con sus clientas.

17.- Frau Lengerheinz le trae una nueva clienta, Rosalinda Fox, inglesa de piel muy fina que le encarga varios trajes. Un día la señora Fox se presenta de improvisto a pedirle un traje de noche a Sira y ésta lamenta no poder atenderla, hasta que se le ocurre algo.

18.- Sira propone a Rosalinda hacerle un falso Delphos del diseñador Fortuny, con una tela de seda azul. Acepta la clienta y tras mucho esfuerzo y con la ayuda de Jamila, antes de las ocho de la tarde se lo tiene listo y las dos comprueban que ha quedado muy bien.

19.- Sira cuenta a Félix lo del vestido de Rosalinda, y éste le dice que Rosalinda es la querida del Alto Comisario en los territorios de Marruecos, el teniente coronel Juan Luis Beigbeder y Atienza.

20.- A mediados de primavera Sira ya tenía ahorrado suficiente para saldar su deuda en el Hotel Continental de Tánger. Le avisan de la pensión que el maestro D. Anselmo había fallecido y le llegan noticias, por alboroto en el piso de arriba, de que llegaba gente de la zona roja de España. Sira y Jamila van a la pensión de Candelaria para rezar por el difunto y pregunta a la matutera si podía indagar como traer a su madre desde Madrid. Ya acabado el entierro, al dia siguiente, Candelaria le dice que cuesta 250 libras y que no es fácil. Sira le pregunta si le prestaría el dinero y Candelaria le contesta que se lo ha gastado todo en pagar deudas del maestro, sus medicinas y el médico.

21.- Sira acude a la comisaria y le dice a D. Claudio que quiere el pasaporte para ir a Tánger a renegociar su deuda con el gerente del hotel. D. Claudio accede después que Sira le explica que quiere traerse a su madre de Madrid.

22.- Sira se dirige a la estación de autobuses y antes de llegar se encuentra a Rosalinda con un coche que le dice que la lleva a Tánger. Durante el camino Rosalinda le cuenta como conoció a su amante en Berlín y que se lo presentó su amigo José Sanjurjo (el general) y que iba a Tánger a ver si su marido le había ingresado la pensión en el Banco de Londres.

23.- Sira se encuentra en el bar del hotel El Minzab, dónde había quedado con Rosalinda que la invita, mientras ésta saluda a otros conocidos, en especial dos rubios que intentan sonsacarle sobre su querido, y a quienes ignora yéndose a comer con Sira.

24.- Rosalinda mientras almuerzan cuenta a Sira su llegada a Tánger y cómo se presentó ante Jose Luis Beigbeder con una carta de Sanjurjo. Cómo se formalizó su relación durante una comida en la que él la jugó a cara o cruz con una piedra blanca y otra negra. De cómo pensaba influir sobre él para que se entrevistara con autoridades inglesas para que Inglaterra fuera amiga de España en contra de los alemanes que hasta entonces habían ayudado a los españoles con aviones y otro material a cruzar la Península. Ya durante el regreso a Tetuán, interrogada por Rosalinda, es Sira la que cuenta a la inglesa que su gestión en Tánger no había dado buenos resultados y que tendría que pagar un dinero y éste no podría utilizarlo para traer a su madre desde Madrid. Rosalinda acaba diciendole que todo se resolverá.

25.- Sira acude a contar al comisario los resultados de su gestión en Tánger. Le dice que no ha conseguido negociar y que va a pagar al gerente del hotel Continental y que lo de su madre tendrá que esperar. Un día de otoño que estaba acatarrada se presenta Rosalinda en el taller y le dice que se tienen que ir inmediatamente a Tánger, que el director del Banco de Londres, Leo Martin, sabe de un periodista que tiene un contacto en Madrid para sacar gente de la zona republicana. Leo pone en contacto telefónico a Rosalinda con el periodista y éste le dice que a cambio de darle el contacto ella debe facilitarle una entrevista con Juan Luis Beigberder, el Alto Comisario.

26.- Sira espera en el patio interior del hotel Nacional de Tánger la llegada de Marcus Logan, periodista inglés de quien Rosalinda había conseguido que mediara para traer a la madre de Sira desde Madrid. Los tres almuerzan en el comedor invitados por Logan que les cuenta los pormenores del estado de su salud tras haber recibido parte de un cañonazo en Madrid. Rosalinda negocia la entrevista que Logan tendrá con el Alto Comisario y le dice que además lo presentará como amigo suyo a varias recepciones importantes que habría, a cambio de que las crónicas que envie a su periódico sean previamente autorizadas por Beigberder. Rosalinda, avisada por la llegada a Tetuán de Beigberder, que estaba ausente, deja a Sira a solas con Logan y éste habla del contacto en Madrid, el ingeniero Cristopher Lance y de su labor ayudando a personas que querían salir de la zona republicana. Acabaron tomando café y Logan acompaño a Sira a su casa.

27.- Marcus Logan se entrevista con Beigberder y Sira le hace seguir para estar al tanto de lo que hace. Al cuarto dia fue a esperarlo al hotel Continental y le pregunta por las gestiones para traer a su madre de Madrid. Logan le dice que todo marcha pero que no sabe lo que tardará. Acaba el encuentro invitando Logan a Sira a que le acompañe a la recepción de Serrano Suñer (cuñado de Franco) en la Alta Comisaria, y Sira acepta acompañarle.

28.- Sira pregunta a Rosalinda si ha hecho bien aceptando la invitación de Logan. Ésta lo aprueba encantada. Con mucho trabajo acumulado en su taller por la recepción, Sira aprovecha las visitas de su vecino Félix mientras ella cose, que le pone al tanto de los personajes que irán a la recepción, tanto de Serrano Suñer como del resto de invitados y le aconseja de cómo comportarse, cómo comer y que debe decir en los saludos.

29.- Dos horas antes de la recepción, y mientras se bañaba, Sira recibe la visita de Candelaria que le trae unas medias y una polvera, así como dos personas para que le hagan la manicura y la peinen. Su vecino Félix la pinta a requerimiento de Candelaria, y ya lista, a las 7,30, el Sr. Logan la recoge y tras mucho trabajo por la cantidad de gente que había en las calles y alrededor de la Alta Comisaria, llegan andando a la recepción. Allí ve Sira por primera vez a Serrano Suñer y al Sr. Beigberder, pero no ve a Rosalinda.

30.- En la fiesta, Serrano Suñer se había acercado a un grupo de alemanes e intercambiaban algo. Logan pide a Sira que se acerque al grupo y averigue que es. Sira tropieza con uno del grupo y se le cae la polvera al suelo. La recoge Serrano Suñer que se la entrega y le dice que tenga cuidado pues se ha roto el espejo. Sira ve que son fotos lo que se intercambiaban y se despide pidiendo disculpas. Busca un aseo y estando averiado el mas cercano, un soldado la acompaña a otro mas interior. Se queda sóla y cuando se tranquiliza sale y se pierde buscando la salida. Cuando ya se orienta oye las voces del grupo de las fotografías que se acercan. Cruza para evitar que la vean a una sala dónde se esconde tras un sofá. A esta sala entran Serrano Suñer y Johannes Berhardt que se sientan, fuman y hablan de un acuerdo para instalar unas antenas a cambio de buques, aeronaves, pesetas, marcos y cuentas bancarias, fechas y firmas. Salen de la sala y cuando cree Sira que están lejos tiene que salir por la ventana porque un soldado volvía a buscar la pitillera de Serrano que se le había olvidado. Ya en el jardín, Sira se encuentra a Logan con Beigberder y lo saluda preguntando por Rosalinda que le dice que está indispuesta con el estómago. Se despide y al quedar solos Sira cuenta a Logan lo que ha escuchado y Logan le dice que él intentará decírselo a Beigberder sin que ella se involucre. A continuación Sira pide a Logan que la saque del evento.

31.- Como le había pedido Beigberder, Sira al dia siguiente visita a Rosalinda que le cuenta que tiene tuberculosis bovina adquirida en la India dónde vivía con su marido Peter Fox y de cómo éste, al ver que su enfermedad era incurable, la envió con su hijo a Inglaterra. De allí le mandan se ingrese en Suiza en el sanatorio dónde pasa ocho meses, y luego pasa a Estoril. Ahora está muy preocupada porque ha recibido un telegrama de Peter que viene a vivir con ella.

32.- Dias después Sira y Logan visitan de nuevo a Rosalinda que ya está mejor y levantada. Pasan una temporada muy agusto haciendo vida social los cuatro juntos, y, a veces, se unía Félix en excursiones a las playas, o cacerias. Ya con Peter Fox, Rosalinda se queja de él, pues debido a su mal carácter, hace que todos los sirvientes y amigos dejen de ir a su casa. Peter sólo se dedica a beber y reprochar a Rosalinda la forma de educar a su hijo. Un martes, a mediodía, aparece Logan y anuncia a Sira que en tres días llegaría su madre desde Alicante a Orán parando en Gibraltar, desde dónde Rosalinda la haría llegar a Tetuán. Sira había intimado mucho con Logan pero no le había confesado sus verdaderos sentimientos ya que recordaba lo mal que lo pasó con Ramiro. Iban a besarse cuando llega Jamila diciendo que Rosalinda quería que fuera a las Palmeras (a la casa de Rosalinda), y Logan le dice que el tiene que marcharse a Londres porque su trabajo en Tetuán había acabado.

TERCERA PARTE
33.-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: