Visita a Antequera (Málaga) 01-12-2009

Visita a Antequera (Málaga) 

Taller "Conocer Sevilla"

Fecha visita: 01-12-2009

Salida a las 0830 h desde la calle Ramón Carande (a la
altura de la espaldas del Supermercado MAS). Viajamos en autobús de la empresa
Jiménez.

-0930h Paramos media hora a desayunar en el
Restaurante El Caserio, en Aguadulce
-Sobre las 1115h llegamos a Antequera. Nos dirigimos al
Convento de las Carmelitas Descalzas.

 

   Las monjas
de Santa Teresa de Jesús vinieron a fundar el convento en
Antequera el año 1632, bajo el patrocinio de una singular dama de la época,
doña María de Rojas y Padilla. La fachada se abre a la
ajardinada Plaza de las Descalzas situada en el casco antiguo de la ciudad.

Del exterior de todo el conjunto
destaca sobremanera la importante fachada principal de la iglesia, atribuida a Tomás
de Melgarejo
, resultando de gran originalidad la disposición de los
materiales de su fábrica (caliza roja y gris, arenisca y ladrillo tallado).

   La mejor pieza arquitectónica de todo el convento es la iglesia,
obra interesantísima del Barroco Antequerano, que se levantó entre los años
1707 y 1734. La planta es de cruz latina, de una sola nave y con los brazos del
crucero poco profundos, desarrollando cúpula y linterna sobre pechinas.

La mayoría de su decoración
de yeserías barrocas se concentra en las referidas pechinas de la gran cúpula
encamonada, en el cascarón del presbiterio y en los capiteles de las pilastras
que sostienen el entablamento que recorre perimetralmente todo el templo. La
talla en yeso de estos elementos ornamentales se atribuye al maestro Antonio Ribera,
famoso por su actividad como retablista. Su hornacina central la ocupa la
imagen titular del patriarca San José con el Niño Jesús de la mano. Decoran el
arco de acceso a la capilla mayor dos encopetados espejos barrocos de
procedencia inglesa, y debajo de éstos, dos ángeles lampadarios realizados en
1804 por Miguel Márquez García.

   Los retablos colaterales del crucero, sencillas ensambladuras de
madera coetáneas del retablo mayor, con las imágenes de Sta. Teresa y San Juan
de la Cruz. El frente del crucero del lateral del Evangelio lo ocupa un
original retablo de corte

 

   Después
de visitar la iglesia pasamos al Museo Conventual, con varias salas. Se accede
al Museo a través de una pequeña puerta situada entre la entrada principal al
templo y la puerta del convento, desembocando en un pequeño vestíbulo donde el
visitante es atendido por un Guía.

 (Visita virtual al
Museo
)

   Seguimos nuestra ruta visitando la Iglesia del
Carmen
, desde
cuyo costado lateral se disfruta de una vista magnifica de la “Peña de los
enamorados” En el interior de la iglesia,

 

Las obras de este
magnífico templo, que anteriormente era un convento, comenzaron a finales del
siglo XVI. El exterior de la iglesia, en la zona correspondiente a los pies y
al lateral izquierdo, se encuentra bastante descompuesto, debido a la
demolición de la casa conventual en el siglo XVII. La fachada es muy sencilla y
a mano derecha de la portada se encuentra una pequeña espadaña, de un solo
hueco, único resto del campanario tras la demolición, en 1883. La planta de
esta iglesia consta de una sola nave; capilla mayor espacialmente definida y
capillas laterales totalmente independientes entre sí

La La Capilla Mayor es un sencillo espacio de planta cuadrada
cuyos lados aparecen revestidos por tres retablos, y se cubre por una cúpula
decorada con labores de estuco. El retablo central o Mayor, de proporciones
gigantescas, se monta en los años anteriores a 1747 y está considerado, por su
belleza y significación, como uno de los más interesantes de la retablística
barroca andaluza del s. XVIII. Su complicada articulación de estípites,
cornisas, hornacinas y cortinajes simulados, y su trazado a base de
quebrados perfiles mixtilíneos, así lo avalan. El hecho de no estar tratado con
el recubrimiento dorado clásico en este tipo de obras resalta aún más sus
complejas formas y le da mayor singularidad y belleza. No se conoce el autor
del diseño de este retablo, pero sí sabemos quienes fueron los autores de su
repertorio escultórico, de excelente talla y movida composición, los artistas
Diego Márquez de la Vega y José Medina.

A su lado
derecho se encuentra el Retablo del Ecce Homo, obra rococó concebida
casi como una portada monumental del refinado camarín que alberga la talla de
su titular. Enfrente está el tercer retablo, en honor a San Elías, con la
representación del carro de fuego que arrebató al profeta, en la

 

Entre los
muchos elementos interesantes de este templo, es de destacar el púlpito
de madera dorada y policromada situado bajo el arco toral
de esta capilla, obra firmada de Miguel García Márquez de 1799, que en su
barroquismo de líneas y espíritu armoniza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: