Barrio de SAN BARTOLOME, Sevilla

Barrio de San Bartolomé A pie

Fecha de la visita: 23-abril-2009

Comienzo: Antigua Puerta de la Carne o de las Perlas

Fin: Parroquia de San Nicolás


El barrio de San Bartolomé es un lugar cargado de historia. A mediados de
los años ochenta, la Junta de Andalucía decidió realizar acciones para su
recuperación y promoción. Se rescataron y rehabilitaron varias de sus
casas-palacio en trance de derrumbe.

La que fuera parte importante de la antigua Judería, calles estremecedoras,
sugerentes y llenas de atractivos Santa María la Blanca y San José
son un prodigio de concentración de interés turístico-, es hoy lugar de
oficinas públicas, establecimientos hoteleros, restaurantes y residencia
vecinal. Lo artístico y sentimental de San Bartolomé se hallará en sus templos
y conventos, en su intrincado laberinto y en cada callejuela, delgadas como
puntas de espadas, páginas de las crónicas de la Aljama más relevante de
España. El tiempo no pudo escapar de él y subyace en cada patio, surgiendo a
borbotones y volcando su caudal de historia. En el descubrimiento de la ciudad
oculta, la de los barrios legendarios, andamos ahora con todos los sentidos-
por uno que ya figura entre los que conforman el alma de la Sevilla universal.

El cerco de la antigua Judería, o sea, las murallas que apartaban el barrio de
la ciudad, se iniciaba en la calle Tintes, pasaba por la plaza de las
Mercedarias, Conde de Ibarra y Federico Rubio hasta alcanzar Mateos Gago
.
Abarcaba las dos mitades de la Judería que son San Bartolomé y el barrio de Santa
Cruz.

Centrándonos en el primer barrio, que es por donde vamos a pasear, hay que
decir que la estructura ósea que soporta el reencarnecido caserío del actual San
Bartolomé
tiene una clara forma de horquilla compuesta por las calles Santa
María la Blanca, San José
columna vertebral de la Aljama- que siguen
el mismo curso hasta toparse con San Nicolás y ya, en
dirección contraria, el decurso de Conde de Ibarra que engarza
con Garci Pérez hasta desembocar por Irún en el gran cauce inicial, que es la
avenida Menéndez Pelayo.

Las costillas de este cuerpo vial están conformadas por Cano y Cueto
y una serie de calles menores como San Clemente, Céspedes, Levíes
y otras que iremos recorriendo ya que en éstas, las menores, se concitan los
duendes de este barrio. Los pulmones de San Bartolomé son dos plazas gremiales
que tienen mucho que ver entre sí, Curtidores y Zurradores,
además de la plaza de las Mercedarias. Antes de 1248, la
judería de los musulmanes ocupaba ya el Barrio de Santa Cruz hasta la Puerta de
la Carne. Una muralla, levantada en época medieval, otorgaba a la Judería una
envidiada independencia. La comunidad disponía de cuanto necesitaba para su
gobierno y religión. Para el tránsito las murallas se abrían en dos o tres
postigos que comunicaban con los demás barrios; en el otro extremo la Puerta de
las Perlas miraba al campo y al cementerio de la comunidad que puede
localizarse por el sitio del actual mercado de la Puerta de la Carne.

Fernando III, tras la conquista, concedió tres mezquitas para sinagogas, Santa
María la Blanca
era una de ellas y junto a San Bartolomé
hubo otra; la tercera estuvo ubicada en el solar que ocupa la Plaza de
Santa Cruz
.

Las aniquilantes fobias religiosas provocó la matanza de judíos del año 1391 y
la feroz obstrucción a su poder económico. Era la época de Felipe III y
la Judería
nunca sería la de antes. El pasado sefardí, sus palacios y
sinagogas fueron cristianizados. Se respetó, solo temporalmente, a los
conversos, pero los edificios importantes fueron transformados en palacios para
nobles castellanos, conventos o plazas. La comunidad hebrea restante fue
lentamente retirándose, agazapándose en las calles interiores donde había
quedado la única sinagoga, temiéndose lo peor y sólo al amparo de unas leyes
del mismo rey que procuraban evitar nuevos asaltos.

A mediados del sigo XV había judíos dispersos por todas las colaciones de la
ciudad, desaparecidas las murallas y gran parte de la misma Judería, aunque en Santa
Cruz, Santa María la Blanca y San Bartolomé
figuraban aún numerosas
familias semitas. El Tribunal del Santo Oficio, creado en 1480
para juzgar y castigar las herejías, señaló el final; muchos acabaron en la
hoguera por el simple hecho de ser judío. Doce años después, los Reyes
Católicos decidieron la total expulsión de los judíos. La Judería, como tal,
desaparece en el siglo XVI.

Recorrido

  • Antigua Puerta de la Carne
    o de las Perlas
  • Iglesia de Santa María la
    Blanca
  • Casa del Jurado Francisco
    de Medina
  • Palacio de Altamira
  • Iglesia de San José
  • Convento Madre de Dios
  • Casa de Benito del Campo
  • Casa de los Condes de
    Ibarra
  • Iglesia de San Nicolás
  • Casa de las Hermandades del
    Trabajo
  • Convento de las Salesas
  • Colegio de San José
  • Casa del XVIII
  • Casa natal del Obispo
  • Edificios del XVIII
  • Palacio de los Armenta
  • Casa del Escribano
  • Palacio de los Padilla
  • Iglesia de San Bartolomé
  • Casa de Fernando Villalón
  • Palacio de Miguel de Mañara
  • Casa natal de Santiago
    Montoto
  • Antigua casa de Samuel
    Leví 

 

 

Nuestro siguiente objetivo será el cercano Convento de Madre de Dios, al que
accederemos tras recorrer las calles Aire, Madre de Dios y San José, en la cual
se abre su portada principal. Este cenobio femenino tiene una clara vinculación
americanista, al conservarse en los laterales del presbiterio los sepulcros y
esculturas yacentes de D.ª Juana de Zúñiga, viuda de Hernán Cortés, y de su
hija, D.ª Catalina Cortés. El retablo mayor, perteneciente al pleno Barroco, es
una portentosa obra de Francisco de Barahona, realizada entre 1684 y 1690. La
escultura de la Virgen del Rosario que lo preside se debe a Jerónimo Hernández
estando fechada en 1573.

Tras abandonar este monasterio, tomaremos la calle San José hacia nuestra
derecha. A poca distancia, pasaremos junto a la Iglesia del Señor San José,
antiguo Convento de mercedarios descalzos. Una portada lateral protobarroca,
hoy cegada, muestra en su ático una escultura del citado Patriarca.

La calle San José se prolonga en la de Santa María la Blanca. Aquí se
levanta el Palacio de Altamira, antigua residencia de los Duques de Béjar y
futura sede de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. Los orígenes
de este Palacio se remontan al siglo XIV, y su época dorada la vivió en tiempos
de Teresa de Zúñiga a comienzos del XVI. Su crujía de fachada responde, sin
embargo, a los postulados artísticos del primer tercio del siglo XVII, quedando
articulada por pilastras pareadas.

  

A pocos pasos de aquí se encuentra una de las iglesias más bellas del
período Barroco sevillano. Nos referimos a Santa María la Blanca, asentada
sobre el solar de una primitiva sinagoga judía. La configuración actual del
templo se vincula a la reconstrucción de que fue objeto en 1662. Su planta es
de tres naves, divididas por columnas de mármol rojo. Sus bóvedas están
recubiertas por abigarradas y turgentes yeserías, cuya ejecución se asigna a
los hermanos Borla. Entre los muchos tesoros que se cobijan en su interior,
despuntan las pinturas de la Sagrada Cena de Murillo y la Piedad de Luis de
Vargas.

Desandando unos metros de nuestro recorrido, nos introduciremos por la calle
Céspedes, en pleno corazón del barrio de San Bartolomé que, junto al de Santa
Cruz, conformaban la antigua Judería sevillana. En los últimos años, San
Bartolomé ha experimentado un complejo proceso de rehabilitación, habiéndose
recuperado tan importante sector del centro histórico de Sevilla.

La calle Virgen de la Alegría nos conducirá a la Parroquia de San Batolomé,
edificación neoclásica inaugurada en 1806, según el proyecto de José
Echamorros. Tiene planta de cruz latina, con cúpula semiesférica sobre tambor
octogonal. Del siglo XVI es la Virgen de la Alegría, auténtica patrona del
barrio, que se relaciona con las obras del imaginero flamero Roque de Balduque,
aunque fue muy restaurada en el siglo XVIII. Gran interés presenta la Capilla
Sacramental, cerrada por reja del último tercio del siglo XVI.

No encontraremos en toda la Judería una calle con un nombre hebreo más
representativo que la de Levíes. En ella se sitúa la Casa de Don Miguel Mañera,
donde nació el más afamado de los Hermanos Mayores de la Santa Caridad. Para
muchos, es el ejemplo más brillante de la típica casa de patio sevillana, de
dos plantas en altura, con apeadero, patio y jardín.

En la vecina Plaza de las Mercedarias, dos conventos de monjas quedan
afrontados el de las Mercedarias de San José y el de las Salesas Reales. El
primero sufrió los embates de la Guerra Civil, perdiendo la inmensa mayoría de
su patrimonio artístico. Por lo que respecta al segundo, se trata de una
construcción contemporánea, debida al arquitecto Aurelio Gómez Millán.

Por la calle Conde de Ibarra llegaremos a la Parroquia de San Nicolás. Es
una iglesia del siglo XVIII, consagrada en 1758, cuya planta se divide en cinco
naves que se separan por columnas marmóreas. El frontal de plata del altar
mayor es una estimable muestra de la orfebrería sevillana de estilo rococó fue
labrado por Juan de Garay en 1790-1. De entre la colección escultórica del
templo, podemos citar el Nazareno de la Salud, atribuido a Francisco de Ocampo
en el primer tercio del siglo XVII, y la efigie de San José, tallada por
Francisco Antonio Gijón en 1678.

Muy cerca de la parroquia, en la calle San José número 3, está la Casa de
los Condes de Ybarra, palacio del siglo XVIII, que permanece en buen estado de
conservación. Cuenta con tres plantas, lo cual le otorga una estimable altura.

 

Parroquia de San
Bartolomé:

Fue construido entre 1780 y 1796,
sobre una antigua sinagoga. El arquitecto autor de las traza fue Antonio Matias
de Figueroa, siendo Fernando Rosales y José Echamorro los arquitectos
directores de la obra. El exterior del templo resulta muy sencillo, y destacan
la portada principal y la torre. que se abre en el muro del Evangelio,
simétrica a un acceso de menor relevancia existente en el muro contrario.
Responde a los modelos clasicistas de fines del siglo XVIII, con el uso de pilastras
toscanas. La torre, que se ubica a los pies de este muro, posee un entablamento
dórico en su caña. Sobre él, y ante la ausencia de remate definitivo, se sitúa
un cuerpo de campanas con alternancia de columnas y pilastras. En el interior
la iglesia presenta planta de cruz latina, con tres naves separadas por
pilares cruciformes
y coro en alto a los pies. A los costados de las naves y junto a la cabecera se
adosan una serie de capillas y dependencias, de menor alzado que el cuerpo
principal para permitir la iluminación de éste. La nave central, de doble
anchura que las laterales, está cubierta por bóveda de cañón con lunetos y arcos fajones,
mientras que las laterales poseen bóvedas de arista. Este esquema se modifica
en el crucero, pues mientras que los tramos laterales utilizan la bóveda de
cañón con lunetos, en el central se alza una cúpula sobre tambor.

En la capilla derecha se encuentran
enterrados miembros de la familia Montoto, entre los que hay que destacar a José María y a su hijo Luis.

Elementos decorativos: El retablo
principal del altar mayor, fechado en torno a 1800, está compuesto por banco,
un cuerpo de tres calles y ático. Las principales esculturas son, en el centro San Bartolomé,
flanqueado a sus lados por San Juan de Nepomuceno y San Félix Cantalicio, por
encima de ellas, en el ático, la Trinidad, todas datan del siglo XVII.

En la capilla lateral de la
izquierda se encuentra la Virgen de la Alegría, imagen de candelero, fechable
en el siglo XVIII, en la de la derecha se encuentra un retablo neoclásico con
el Sagrado Corazón en el centro y a su lado escultruas de San Cayetano y San
Jerónimo, completadas con un relieve de la resurección en el remate.

 

Anuncios

One Response to Barrio de SAN BARTOLOME, Sevilla

  1. maria says:

    me he alegrado mucho al encontrarme con esta página que me transpota a la niñez,ya que yo vivía en la calle Cano y Cueto e iba al colegio Miguel de Mañara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: