Barrio de SAN BARTOLOME, Sevilla

Barrio de San Bartolomé A pie

Fecha de la visita: 23-abril-2009

Comienzo: Antigua Puerta de la Carne o de las Perlas

Fin: Parroquia de San Nicolás


El barrio de San Bartolomé es un lugar cargado de historia. A mediados de
los años ochenta, la Junta de Andalucía decidió realizar acciones para su
recuperación y promoción. Se rescataron y rehabilitaron varias de sus
casas-palacio en trance de derrumbe.

La que fuera parte importante de la antigua Judería, calles estremecedoras,
sugerentes y llenas de atractivos Santa María la Blanca y San José
son un prodigio de concentración de interés turístico-, es hoy lugar de
oficinas públicas, establecimientos hoteleros, restaurantes y residencia
vecinal. Lo artístico y sentimental de San Bartolomé se hallará en sus templos
y conventos, en su intrincado laberinto y en cada callejuela, delgadas como
puntas de espadas, páginas de las crónicas de la Aljama más relevante de
España. El tiempo no pudo escapar de él y subyace en cada patio, surgiendo a
borbotones y volcando su caudal de historia. En el descubrimiento de la ciudad
oculta, la de los barrios legendarios, andamos ahora con todos los sentidos-
por uno que ya figura entre los que conforman el alma de la Sevilla universal.

El cerco de la antigua Judería, o sea, las murallas que apartaban el barrio de
la ciudad, se iniciaba en la calle Tintes, pasaba por la plaza de las
Mercedarias, Conde de Ibarra y Federico Rubio hasta alcanzar Mateos Gago
.
Abarcaba las dos mitades de la Judería que son San Bartolomé y el barrio de Santa
Cruz.

Centrándonos en el primer barrio, que es por donde vamos a pasear, hay que
decir que la estructura ósea que soporta el reencarnecido caserío del actual San
Bartolomé
tiene una clara forma de horquilla compuesta por las calles Santa
María la Blanca, San José
columna vertebral de la Aljama- que siguen
el mismo curso hasta toparse con San Nicolás y ya, en
dirección contraria, el decurso de Conde de Ibarra que engarza
con Garci Pérez hasta desembocar por Irún en el gran cauce inicial, que es la
avenida Menéndez Pelayo.

Las costillas de este cuerpo vial están conformadas por Cano y Cueto
y una serie de calles menores como San Clemente, Céspedes, Levíes
y otras que iremos recorriendo ya que en éstas, las menores, se concitan los
duendes de este barrio. Los pulmones de San Bartolomé son dos plazas gremiales
que tienen mucho que ver entre sí, Curtidores y Zurradores,
además de la plaza de las Mercedarias. Antes de 1248, la
judería de los musulmanes ocupaba ya el Barrio de Santa Cruz hasta la Puerta de
la Carne. Una muralla, levantada en época medieval, otorgaba a la Judería una
envidiada independencia. La comunidad disponía de cuanto necesitaba para su
gobierno y religión. Para el tránsito las murallas se abrían en dos o tres
postigos que comunicaban con los demás barrios; en el otro extremo la Puerta de
las Perlas miraba al campo y al cementerio de la comunidad que puede
localizarse por el sitio del actual mercado de la Puerta de la Carne.

Fernando III, tras la conquista, concedió tres mezquitas para sinagogas, Santa
María la Blanca
era una de ellas y junto a San Bartolomé
hubo otra; la tercera estuvo ubicada en el solar que ocupa la Plaza de
Santa Cruz
.

Las aniquilantes fobias religiosas provocó la matanza de judíos del año 1391 y
la feroz obstrucción a su poder económico. Era la época de Felipe III y
la Judería
nunca sería la de antes. El pasado sefardí, sus palacios y
sinagogas fueron cristianizados. Se respetó, solo temporalmente, a los
conversos, pero los edificios importantes fueron transformados en palacios para
nobles castellanos, conventos o plazas. La comunidad hebrea restante fue
lentamente retirándose, agazapándose en las calles interiores donde había
quedado la única sinagoga, temiéndose lo peor y sólo al amparo de unas leyes
del mismo rey que procuraban evitar nuevos asaltos.

A mediados del sigo XV había judíos dispersos por todas las colaciones de la
ciudad, desaparecidas las murallas y gran parte de la misma Judería, aunque en Santa
Cruz, Santa María la Blanca y San Bartolomé
figuraban aún numerosas
familias semitas. El Tribunal del Santo Oficio, creado en 1480
para juzgar y castigar las herejías, señaló el final; muchos acabaron en la
hoguera por el simple hecho de ser judío. Doce años después, los Reyes
Católicos decidieron la total expulsión de los judíos. La Judería, como tal,
desaparece en el siglo XVI.

Recorrido

  • Antigua Puerta de la Carne
    o de las Perlas
  • Iglesia de Santa María la
    Blanca
  • Casa del Jurado Francisco
    de Medina
  • Palacio de Altamira
  • Iglesia de San José
  • Convento Madre de Dios
  • Casa de Benito del Campo
  • Casa de los Condes de
    Ibarra
  • Iglesia de San Nicolás
  • Casa de las Hermandades del
    Trabajo
  • Convento de las Salesas
  • Colegio de San José
  • Casa del XVIII
  • Casa natal del Obispo
  • Edificios del XVIII
  • Palacio de los Armenta
  • Casa del Escribano
  • Palacio de los Padilla
  • Iglesia de San Bartolomé
  • Casa de Fernando Villalón
  • Palacio de Miguel de Mañara
  • Casa natal de Santiago
    Montoto
  • Antigua casa de Samuel
    Leví 

 

 

Nuestro siguiente objetivo será el cercano Convento de Madre de Dios, al que
accederemos tras recorrer las calles Aire, Madre de Dios y San José, en la cual
se abre su portada principal. Este cenobio femenino tiene una clara vinculación
americanista, al conservarse en los laterales del presbiterio los sepulcros y
esculturas yacentes de D.ª Juana de Zúñiga, viuda de Hernán Cortés, y de su
hija, D.ª Catalina Cortés. El retablo mayor, perteneciente al pleno Barroco, es
una portentosa obra de Francisco de Barahona, realizada entre 1684 y 1690. La
escultura de la Virgen del Rosario que lo preside se debe a Jerónimo Hernández
estando fechada en 1573.

Tras abandonar este monasterio, tomaremos la calle San José hacia nuestra
derecha. A poca distancia, pasaremos junto a la Iglesia del Señor San José,
antiguo Convento de mercedarios descalzos. Una portada lateral protobarroca,
hoy cegada, muestra en su ático una escultura del citado Patriarca.

La calle San José se prolonga en la de Santa María la Blanca. Aquí se
levanta el Palacio de Altamira, antigua residencia de los Duques de Béjar y
futura sede de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. Los orígenes
de este Palacio se remontan al siglo XIV, y su época dorada la vivió en tiempos
de Teresa de Zúñiga a comienzos del XVI. Su crujía de fachada responde, sin
embargo, a los postulados artísticos del primer tercio del siglo XVII, quedando
articulada por pilastras pareadas.

  

A pocos pasos de aquí se encuentra una de las iglesias más bellas del
período Barroco sevillano. Nos referimos a Santa María la Blanca, asentada
sobre el solar de una primitiva sinagoga judía. La configuración actual del
templo se vincula a la reconstrucción de que fue objeto en 1662. Su planta es
de tres naves, divididas por columnas de mármol rojo. Sus bóvedas están
recubiertas por abigarradas y turgentes yeserías, cuya ejecución se asigna a
los hermanos Borla. Entre los muchos tesoros que se cobijan en su interior,
despuntan las pinturas de la Sagrada Cena de Murillo y la Piedad de Luis de
Vargas.

Desandando unos metros de nuestro recorrido, nos introduciremos por la calle
Céspedes, en pleno corazón del barrio de San Bartolomé que, junto al de Santa
Cruz, conformaban la antigua Judería sevillana. En los últimos años, San
Bartolomé ha experimentado un complejo proceso de rehabilitación, habiéndose
recuperado tan importante sector del centro histórico de Sevilla.

La calle Virgen de la Alegría nos conducirá a la Parroquia de San Batolomé,
edificación neoclásica inaugurada en 1806, según el proyecto de José
Echamorros. Tiene planta de cruz latina, con cúpula semiesférica sobre tambor
octogonal. Del siglo XVI es la Virgen de la Alegría, auténtica patrona del
barrio, que se relaciona con las obras del imaginero flamero Roque de Balduque,
aunque fue muy restaurada en el siglo XVIII. Gran interés presenta la Capilla
Sacramental, cerrada por reja del último tercio del siglo XVI.

No encontraremos en toda la Judería una calle con un nombre hebreo más
representativo que la de Levíes. En ella se sitúa la Casa de Don Miguel Mañera,
donde nació el más afamado de los Hermanos Mayores de la Santa Caridad. Para
muchos, es el ejemplo más brillante de la típica casa de patio sevillana, de
dos plantas en altura, con apeadero, patio y jardín.

En la vecina Plaza de las Mercedarias, dos conventos de monjas quedan
afrontados el de las Mercedarias de San José y el de las Salesas Reales. El
primero sufrió los embates de la Guerra Civil, perdiendo la inmensa mayoría de
su patrimonio artístico. Por lo que respecta al segundo, se trata de una
construcción contemporánea, debida al arquitecto Aurelio Gómez Millán.

Por la calle Conde de Ibarra llegaremos a la Parroquia de San Nicolás. Es
una iglesia del siglo XVIII, consagrada en 1758, cuya planta se divide en cinco
naves que se separan por columnas marmóreas. El frontal de plata del altar
mayor es una estimable muestra de la orfebrería sevillana de estilo rococó fue
labrado por Juan de Garay en 1790-1. De entre la colección escultórica del
templo, podemos citar el Nazareno de la Salud, atribuido a Francisco de Ocampo
en el primer tercio del siglo XVII, y la efigie de San José, tallada por
Francisco Antonio Gijón en 1678.

Muy cerca de la parroquia, en la calle San José número 3, está la Casa de
los Condes de Ybarra, palacio del siglo XVIII, que permanece en buen estado de
conservación. Cuenta con tres plantas, lo cual le otorga una estimable altura.

 

Parroquia de San
Bartolomé:

Fue construido entre 1780 y 1796,
sobre una antigua sinagoga. El arquitecto autor de las traza fue Antonio Matias
de Figueroa, siendo Fernando Rosales y José Echamorro los arquitectos
directores de la obra. El exterior del templo resulta muy sencillo, y destacan
la portada principal y la torre. que se abre en el muro del Evangelio,
simétrica a un acceso de menor relevancia existente en el muro contrario.
Responde a los modelos clasicistas de fines del siglo XVIII, con el uso de pilastras
toscanas. La torre, que se ubica a los pies de este muro, posee un entablamento
dórico en su caña. Sobre él, y ante la ausencia de remate definitivo, se sitúa
un cuerpo de campanas con alternancia de columnas y pilastras. En el interior
la iglesia presenta planta de cruz latina, con tres naves separadas por
pilares cruciformes
y coro en alto a los pies. A los costados de las naves y junto a la cabecera se
adosan una serie de capillas y dependencias, de menor alzado que el cuerpo
principal para permitir la iluminación de éste. La nave central, de doble
anchura que las laterales, está cubierta por bóveda de cañón con lunetos y arcos fajones,
mientras que las laterales poseen bóvedas de arista. Este esquema se modifica
en el crucero, pues mientras que los tramos laterales utilizan la bóveda de
cañón con lunetos, en el central se alza una cúpula sobre tambor.

En la capilla derecha se encuentran
enterrados miembros de la familia Montoto, entre los que hay que destacar a José María y a su hijo Luis.

Elementos decorativos: El retablo
principal del altar mayor, fechado en torno a 1800, está compuesto por banco,
un cuerpo de tres calles y ático. Las principales esculturas son, en el centro San Bartolomé,
flanqueado a sus lados por San Juan de Nepomuceno y San Félix Cantalicio, por
encima de ellas, en el ático, la Trinidad, todas datan del siglo XVII.

En la capilla lateral de la
izquierda se encuentra la Virgen de la Alegría, imagen de candelero, fechable
en el siglo XVIII, en la de la derecha se encuentra un retablo neoclásico con
el Sagrado Corazón en el centro y a su lado escultruas de San Cayetano y San
Jerónimo, completadas con un relieve de la resurección en el remate.

 

Slundog Millonaire

Slumdog Millionaire

     

(Fecha visionado: 19.Abril-2009)

   Para mi no la creo merecedora de tantos oscar (8). Se aprovecha un concurso de formato televisivo conocido a nivel mundial para poner de manifiesto las calamidades de la infancia de unos huerfanos en Bombay (India). Sólo recomiendo verla si se quiere sufrir un poco, y si quereis ver unos minutos de los suburbios de esa ciudad.

TITULO ORIGINAL

Slumdog
Millionaire

AÑO

2008

Ver trailer externo

DURACIÓN

120 min.

  Trailers/Vídeo

PAÍS   Reino Unido

DIRECTOR

Danny Boyle, Loveleen Tandan

GUIÓN

Simon Beaufoy (Novela: Vikas Swarup)

MÚSICA

A.R. Rahman

FOTOGRAFÍA

Anthony Dod Mantle

REPARTO

Dev
Patel
, Freida
Pinto
, Madhur
Mittal
, Anil
Kapoor
, Irrfan
Khan
, Mia
Drake

PRODUCTORA

Coproducción Reino Unido-EEUU; Fox Searchlight / Warner
Independent / Celador Films / Film4

WEB OFICIAL

http://slumdog.filmax.com/

GENERO Y CRITICA:

2008: 8 Oscar: Mejor película, director, guión adaptado,
montaje, fotografía, banda sonora, canción y sonido. 10 nominaciones. 2008:
BAFTA: Mejor película, director, guión adaptado, fotografía, banda sonora,
montaje, sonido. 2008: Globos de Oro: Mejor película drama, director,
guión, banda sonora. 2008: National Board of Review: Mejor película del
año. 2008: Toronto: Mejor película / Drama. Romance / SINOPSIS: Jamal Malik
(Dev Patel) es un adolescente pobre de Bombay que, por un motivo
desconocido, está concursando en la versión hindú del programa "¿Quién
quiere ser millonario?". A punto de conseguir los 20 millones de
rupias como premio mayor del concurso, el joven es interrogado por la
policía, bajo la sospecha de estar haciendo trampas. Pero para cada una de
las preguntas, Jamal tiene una respuesta… (FILMAFFINITY)
—————————————-
Slumdog Millionaire es una película de contrastes ya desde su título.
Sobrevalorada y al tiempo de mensaje inspirador, tan regocijante como
manipuladora, su visión recuerda a una versión india multicolor de
"Ciudad de Dios", con sus miserias de las favelas y el sueño
adolescente de emerger de la pobreza en compañía de una chica guapa. El
problema es que, si comparamos, aquí el ejercicio de dirección (que no el
ritmo) es menos hábil y preciso, algunos personajes son mucho menos
creíbles (sus continuos cambios de actitud nunca se nos explican) y el
grado de concesión al aplauso del público es tan molesto y explícito como
en cualquier concurso intrascendente.

Entiendo que se salga del cine con el espíritu elevado, feliz ante tanto
bailoteo en sus títulos de crédito, y la idea central no deja de ser
brillante, pero su conjunto no lo es tanto, y menos como para encumbrarla
en la estantería del cine con 8 Oscars (al nivel de "La ley del
silencio", "De aquí a la eternidad" o "Amadeus",
entre otras), varios de ellos discutibles.

Señor Boyle: Su película es explosivamente vistosa, y no dudo de sus buenas
intenciones, pero, si en la India se ciega a niños sanos para que recauden
más limosna en las calles, denúncielo con una película íntegramente seria
(como la citada "Ciudad de Dios" y sin samba), pero no nos lo
venda como parte del precio de lástima que el espectador tiene que pagar
para que la compensación en júbilo al término de su ¿drama? sea mayor.
Parece ser que no soy el único que piensa que el baile final es lo mejor de
SM, por lo bien que te deja el cuerpo, y lo cierto es que ello no dice
mucho de una supuesta gran obra de cine que empieza de modo realista con
una tortura, y que contiene escenas brutales hábilmente diluidas en el
trepidante montaje. Sé que en el cine de Bollywood es casi obligatorio que
haya música y danza, pero en "Slumdog millionaire", una película
anglosajona y para público occidental, el baile purifica el
entretenimiento, pero también trivializa el dolor. Pasen y vean esta obra
vitalista y contagiosa, lástima que los niños ciegos no puedan verla.
(Pablo Kurt: FILMAFFINITY)
—————————————-
"Una historia emocionante, que deja sin aliento, al tiempo conmovedora
y estimulante. (…) Uno de esos milagrosos entretenimientos que logra sus
propósitos más inmediatos para continuar escalando hacia altas cimas. (…)
Puntuación: **** (sobre 4)." (Roger Ebert: Chicago Sun-Times)
—————————————-
"Una llamativa y preciosa avalancha de color, sonido y movimiento
(…) Al final, lo que me hace ser algo reacio a esta brillante película, a
la que es difícil resistirse, es que su alegría parece más obra de la
planificación del director que de un honesto llanto del corazón por el
espíritu humano" (Manohla Dargis: The New York Times)
—————————————-
"Lo que siento por esta película no es admiración; es un amor loco. No
pudo sorprenderme más. (…) Es una explosión de luz y color que está a
punto de ser invadida por la oscuridad. (…) Puntuación: ***1/2 (sobre
4)." (Peter Travers: Rolling Stone)
—————————————-
"La estructura narrativa (…) no es la mejor ayuda para que el
espectador reticente al especiado -y engañoso- carisma de la propuesta se
sumerja en la historia. (…) Boyle logra que los vistosos árboles del
filme no dejen ver el bosque" (Jordi Costa: Diario El País)
—————————————-
"Parte ‘Slumdog Millonaire’ de una idea insuperable (…) movida por
la intriga (…) No se puede elegir con más acierto a los intérpretes (…)
Puntuación: **** (sobre 5)." (Federico Marín Bellón: Diario ABC)
—————————————-
"Boyle desarrolla una idea argumental brillante adaptándola al
espíritu y el estilo de su mejor cine. (…) la profesión de vitalismo es
el rasgo distintivo ética y estéticamente de esta fantasía (…)
Puntuación: *** (sobre 5)." (Francisco Marinero: Diario El Mundo)
—————————————-

LA SOMBRA DEL VIENTO (SEGUNDA PARTE)

(Para ver la primera parte ir a este vinculo: http://framuru2.spaces.live.com/blog/cns!A99B3DF5432ED82B!2978.entry

………….(CONTINUACIÓN)

11.- Julián enmudeció y salió a toda prisa de la casa de los Aldaya. Nuria va a su casa y encuentra la calderaz encendida y en su interior los libros que había quemado Julián. También la pluma que le había costado una fortuna encima de la mesa. El hijo de Cavestany le dijo que un tal Laín Coulvert le había preguntado por los libros de Julián y al pedirle más de la cuenta le dijo que todos los libros los tenía en un almacén de Pueblo Nuevo. Nuria va a la playa de la Barceloneta a ver si encontraba a Julián y desde allí ve el fuego en Pueblo Nuevo. Va a los almacenes y el vigilante Lluis Carbó le dice que no ha quedado ni un libro y que los bomberos habian encontgrado un cuerpo de un hombre muy quemadoy lo habían llevado al hospital del Mar. En el hospital le daban poco tiempo de vida pero aguantó y lo reconocieron como Miquel Moliner y estuvo once meses. Quedó desfigurado su rostro pero no hablaba. Al año debe abandonar el hospital y Nuria se lo lleva a casa. El Sr. Fortuny sigue en contacto con Nuria y aunque ya no trabaja sigue preguntando por Julián y le dice a Nuria que le escriba a Sophie que está en Bogotá y bien situada económicamente, que si sabe algo de Julián se lo diga para hacerlo llegar a su madre. Fortuny muere de soledad y Nuria le escribe a Sophie para que se preocupe del patrimonio que deja su exmarido y se inventa el abogado José María Requejo. Sophie le envía dinero para pagar al administrador del piso y para el abogado, dinero con el que malviven ella y Julián unos años. Cuando creen que nadie se acuerda de ellos aparece Daniel preguntando por Julián, por lo que decide llevarlo al piso de Fortuny y ella lo ve a través de la azotea dónde entra por otro piso, también con la idea de que Fumero no lo localice.

12.- En 1945, Nuria consigue un trabajo de correctora en una editorial de Pedro Sanmartí, dónde hace amistad con otra correctora, Mercedes Pietro, mujer de vida parecida a la suya con un hijo de 7 años enfermo de distrofia muscular.Sanmartí iba detrás de todas las mujeres y pronto lo intentó con Nuria hasta que un día Fumero la encuentra en la escalera dónde huía del editor y la echa de la editorial Endymión. Nuria acude a la casa de la Ronda de San Antonio dónde le cuenta a Julián lo ocurrido, lo abraza y se queda dormida en su lecho. A la mañana siguiente Julián no está y se entera de la noticia Pedro Sanmartí había aparecido muerto con el cuello roto en un banco del Paseo del Borne.

13.- Fumero detiene a Nuria y le pregunta por su marido Miquel, ella le dice que la ha abandonado. Permanece seis horas en el calabozo, al salir va a su casa y todo está revuelto y lleno de heces y su ropa hecha jirones. Se va al piso de Julián y ve que no está. Pasados unos dias en un cine se le sienta al lado  y se cuentan como les va, se está quedando en la casa de los Aldaya y dice que ya sabe quien es Daniel y que se ha preocupado por saber de él y de su obra, pero que le queda poco tiempo de vida y por eso le ha dado esta carta a su padre para que se la entregue a Daniel.

LA SOMBRA DEL VIENTO.- 1955

1.- Daniel se veia reflejado en la historia que aparecía en el manuscrito de Nuria. Amanecía y salió a la calle, llega a la plaza de Cataluña y de allí va a casa de Bea, saluda al portero D. Saturno Molleda, toca en el piso y le abre su amigo Tomás, le pregunta por su hermana y éste le dice que hace dos días que se fue y la buscan la policía y sus padres y que está embarazada. Tomás le pega en el estómago y en la cabeza y Daniel sale de la casa semiinconsciente y un coche con dos siluetas negras le meten dentro.

2.- Daniel despierta en una cama y ve a su amigo Fermín y al relojero D. Federico Flaviá. Le dan un caldo y una pastilla para el dolor. Cuando se repone sale de la casa y dice que va en busca de Bea a casa de los Aldaya.

3.- Daniel toma el tranvía y llega a la casa, entra y ve velas encendidas. Llega hasta la que era la habitación de Penélope y encuentra a Bea llorando. Ésta le dice que Julián está abajo en la biblioteca y que está esperando a alguien que lo ha seguido. Oyen un ruido y Daniel conoce la sombra de Fumero. Daniel apaga las velas y le dice a Bea que no se mueva y que va a avisar a Julián.

4.- Daniel baja a la biblioteca cuando ve un puñal en la pared que atraviesa una foto de Julián y Penélope. Se topa con Fumero que le encañona y le pregunta por Julián. Mientras le amenaza aparece Julián que lucha con Fumero, coge el puñal y le clava su mano en la pred y éste suelta la pistola. Aparece Palacios con su pistola que le arrebata Fumero y dispara a Julián cuando Daniel se interpone y recibe la bala cayendo herido. Aparece Bea gritando y Julián coge a Fumero en vilo con sus manos, lo baja al jardín y atraviesa su cuerpo con el puño del angel que emergía de la fuente.

 

27 DE NOVIEMBRE DE 1955.- POST MORTEM.

Daniel se pasó en el hospital ocho dias dormido recuperándose de las heridas de bala que le había rozado el corazón y le había roto dos costillas. Los médicos dijeron que había sido un milagro. Por su habitación pasan Gustavo Barceló y Clara, la Bernarda, D. Federico y D. Anacleto. Su padre  había estado siete noches velándolo y Bea iba todos los días y Tomás le había dado un abrazo y luego huyó llorando escaleras abajo. El padre de Daniel le trajo la pluma de Victor Hugo y un cuaderno por si quería escribir, y cuando se quedó solo vio que alguien que parecía Julián Carax había estado en la habitación y le había hecho prometer que viviese por él y que no volvería a verle jamás. Daniel le pide que tome la pluma y que siga escribiendo. Cuando se despierta ve a Bea y al preguntarle por Julián le dice que no ha estado allí y que desapareció el día del tiroteo en casa de los Aldaya. Sin embargo comprobó que el estuche estaba abierto y la pluma había desaparecido.

 

1956.- LAS AGUAS DE MARZO.

A los dos meses, Daniel prepara la boda con Bea que la celebrará Fernando Ramos ya que el cura de la parroquia al conocer que Bea estaba embarazada se negó a hacerlo. De los factos se encargó Fermín. Ëste le dice el día antes de la boda que lo lleva de despedida de soltero y lo mete en un tugurio y aparece la Rociíto con mas de noventa kilos. Daniel le dice que no quiere estar con ella y Fermín le contesta que la puta no es para él sino para cumplir la promesa que le hicieron al anciano del asilo de Santa Lucía dónde localizaron a Jacinta Coronado. Allí mientras la Rociíto cumple aparece la hermana Emilia una de las administradoras del asilo quien les cuenta que Jacinta había muerto tras recibir la viksita de un tal Julián con el que había hablado durante horas y reido mucho. Fermín y Daniel tras despedir a Rociíto que había entregado su pago por el servicio para que se diera una merienda a todos los ancianos, se van a la Barceloneta y ven finalizar el día mirando al mar.

 

1966.- DRAMATIS PERSONAE.

Diez años después de la boda Daniel regenta la librería de su padre dónde lleva la contabilidad y los números y Bea lleva las adquisiciones y atiende a los clientes. Han tenido un niño, Julián. Fermín se casó hace años con la Bernarda y tiene cuatro hijos. Dejó la librería y se ocupa del Cementerio de los libros olvidados. Isaac murió y se enterró con su hija Nuria en el cementerio de Montjuic. Gustavo Barceló vendió su librería y traspasó sus fondos a la de Daniel y se dedica a viajar. Su sobrina Clara se casó con el banquero pero al poco tiempo se separó. Daniel la siguió visitando por insistencia de Bea. Palacios dejó el cuerpo y da clases de educación física en un colegio de la Bonanova. El padre de Bea consiguió vender el palacete de los Aldaya que fue restaurado y hoy lo ocupa una agencia de publicidad. Daniel lo visitó y a la vuelta a la librería se encuentra con un paquete de París que conten ía un libro: “El ángel de brumas”, novela de un tal Boris Laurent, y en la primera página, con trazo azul escrito con una pluma la siguiente inscripción: “Para mi amigo Daniel que me devolvió la voz y la pluma y para Beatriz que nos devolvió a ambos la vida”.

 

Daniel repite con su hijo Julián la promesa del Cementerio de los libros olvidados mientras camina por la Rambla de Santa Mónica, sus pasos para siempre perdidos en la sombra del viento.